7.26.2011

Ciudad de Hueso de Cassandra Clare

ciudad de huesos libro
Ficha técnica
Título: Cazadores de Sombras 1.
Ciudad de Hueso (The Mortal Instruments 1. City of Bones)
Autora: Cassandra Clare
Páginas: 512
Idioma original: Inglés
Fecha de publicación: febrero de 2009
Editorial: Destino
Colección: Cazadores de Sombras. /La isla del tiempo
ISBN: 978-84-08-08380-1
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
PVP: 17,95€

Sinopsis
En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, al de Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota...

Hace mil años, el ángel Raziel mezcló su sangre con la de los humanos, creando la raza de cazadores de sombras, que conviven con nosotros con la finalidad de protegernos de los demonios; aunque son invisibles para el ojo humano.

Comentario
Ciudad de Hueso es la primera entrega de una muuuy larga pero flipante saga, donde acción, ficción, realidad, horror, romance y odio se unen en un batido nutritivo creado por Cassandra Clare (autora) en un total de 512 páginas que no supondrán ningún desperdicio para amantes de este género juvenil (que tan de moda se ha puesto) y para otros, quién sabe.
ciudad de huesos fondoTodo comienza con Clarisa FrayClary para los colegas–: bajita, pelirroja, blancucha, con cuerpo de niña para tener casi 16 añitos, y con mal carácter; decide que quiere formar parte del grupo de adolescentes de la gran ciudad, Nueva York, y asistir en compañía de su único amigo, Simon Lewis, a la afamada discoteca que todos frecuentan: Pandemónium, y ya con escuchar ese nombre una sensación escalofriante pero a la vez de subidón me invade los nervios, cosa que la autora tenía más que previsto.
Jace: —Uno de los Hermanos Silenciosos está aquí para verte. Hodge me ha enviado a despertarte. En realidad, se ofreció a despertarte él mismo, pero puesto que son las cinco de la mañana, imaginé que te sentirías menos irritable si tenías algo agradable que contemplar.
Clary: –-¿Eso se refiere a ti?
Jace: –¿A qué otra cosa?
Allí Clary súbitamente ve, sí ve, a un par de adolescentes con pinta de macarras que le dan un poco de mala espina y no puede detenerse a pensar en: “Soy una adolescente normal. Es la primera noche que salgo de fiesta. Por lo tanto no debería meterme en problemas”, pero lo que Clary en realidad piensa es: “Soy una adolescente normal con un infalible detector de problemas, y que esos macarras tienen la intención de hacer algo malo. Además, ¡van armados!” y se adentra, sin ella saberlo, en el Mundo de las Sombras. ¿Y quién forma parte de este trepidante y oculto mundo del que nadie normal, relativamente hablando, conoce? Pues Jace, y antes de que a todo el mundo empiece a darle un soponcio tan solo con su mención, hay que aclarar que hay quienes no saben quién es este carismático personaje, por lo tanto no desvelaré mucho de él; así como muchos otros que, quieran o no, están relacionados con la vida de nuestra curiosa protagonista.
Jace: –En el futuro, Clarissa, podría ser prudente mencionar que ya tienes a un hombre en tu cama, para evitar situaciones fastidiosas como ésta.
Simon: –¿Le has invitado a tu cama?
Jace: –Ridículo, ¿verdad? No habríamos cabido todos.
A mi parecer, la autora empieza bien con su comentario sobre la entrada de la discoteca con ese portero fortachón (quién no habrá conocido porteros así) que me resultó incluso familiar. Cuanto más avanzaba en la lectura, mejor iba conociendo a los dos primeros personajes de la historia: Clary y Simon. Ya, como dije antes, súbitamente aparecen Isabelle: alta, despampanante y con un látigo que refleja su personalidad: bello pero letal; Alec: hermano mayor de Isabelle, reservado, aparentemente maduro aunque de verdad es maduro, y con un secreto inconfesable… y por fin Jace: un rebelde sin causa. Cuanto más iba avanzando en su trama, más descubría del secreto que rondaba la vida de Clary y que, sin duda, recibe ayuda de sus nuevos conocidos que la ayudan a internarse en ese desconocido mundo donde demonios, vampiros, hombres lobo, magos y hadas (espero no saltarme ninguno) conviven entremezclados con la gente “normal”, mundanos según los subterráneos y cazadores. Y Simon, amigo incondicional de Clary, a pesar del recelo que estos nuevos seres tienen hacia los mundanos, no duda en acompañar a su amiga en su nuevo camino.
Lo que en realidad le sucede, y no me vengan con tonterías porque sino nada tendría gracia, está completa y locamente enamorado hasta sus huesecillos de mundano de Clary, cosa que se le nota desde que empieza a hablar en la página uno, y la verdad, es la mar de majo y espabilado el chaval, por lo que no tarda en caerme genial.
Bueno, bueno… La cosa se va poniendo más suculenta con la intervención de Magnus Bane… ¿Que no sabes quién es Magnus Bane, el gran brujo de Brooklyn? Entonces no eres nadie, en el mundo de las sombras claro… Con su gran presencia, más su gato: Presidente Miau, Clary no tarda en dudar (qué cosas) de la veracidad de cada una de las palabras que su madre le lleva contando desde que se convirtió en alguien con razón suficiente como para preguntar sobre su vida, que hasta hace poco pensaba que era normal, relativamente hablando. Algo que yo ya me veía venir desde el primer encuentro con los cazadores de sombras y con la magnífica intervención de Jace como héroe confeso.
Dorothea: –¿Te has enamorado ya de la persona equivocada?
Jace: –Por desgracia, Señora del Refugio, mi único amor verdadero sigo siendo yo mismo.
Dorothea: –Al menos, no tienes que preocuparte del rechazo, Jace Wayland.
Jace: –No necesariamente. Me rechazo a mí mismo de vez en cuando, para mantener el interés.
Tras varías vueltas, explicaciones, recorridos por la ciudad, una fiesta desastrosa, alguien convertido en ratón, un enfrentamiento con vampiros y hombres lobo, enemigos íntimos de por sí; unos cuantos corazones rotos y una batalla final contra el malo malísimo que sin duda tiene que llamarse Valentine Morgenstern (anda la osa que hasta ahora no puedo pronunciar ese nombre impronunciable), Clary descubre, para su mala suerte, una verdad que hará tambalear su vida un poquitito más de lo que, ya de por sí, fue su normal vida de ex-mundana.
Casandra Clare consiguió lo que Stephenie Meyer no consiguió con Edward: hacerme odiar a su personaje masculino principal a la vez que mis huesecitos se derretían de pasión con un solo suspiro suyo, y es que Edward dejó un reinado de fans muy muy amplio y Jace, sin duda, lo ha conseguido con una sola frase. Además, cambió mi perspectiva sobre los libros escritos en tercera persona, cosa que hasta hace poco odiaba, no sé por qué, pero no podía leerlos y ahora me resulta hasta adictivo.
Canción
Morning Parade - Under The Stars 
“Been waiting my whole life
For you to come and waste a while
Out in the dark
In the emptiness of time and space”

CassandraClareSobre la Autora

Cassandra Clare nació en Irán y pasó sus primeros años viajando por el mundo con su familia y varios baúles llenos de libros de fantasía, entre los que se contaban las series de Las crónicas de Narnia y Los seis signos de la luz. Más tarde, trabajó como periodista en Los Angeles y Nueva York, donde reside actualmente para crear sus fantásticas creaciones literarias.


Otras Publicaciones
Ciudad de hueso
Ciudad-de-Ceniza
Ciudaddecristal
ciudad de angeles caidos
Ciudad de Almas Perdidas
angelmecanico
Príncipe Mecánico