8.27.2011

Fragmentos de: Divina Prohibición

Esta historia la dejé un tanto aparcada por... falta de inspiración, poco tiempo, pocas ganas, y mucho estrés... sí, una vida complicada pensaréis pero estaba de vacaciones y... la pereza a veces supera la resistencia de una servidora, y como me puse a escribir por insomnio pues aquí dejo este cachito:


—¡Basta ya! —ordenó Rafael realmente serio—. ¿Es que acaso no os dais cuenta de la situación? Cleira está ahí, tirada en el suelo en medio de un parque público después de un enfrentamiento con su resistencia, que por cierto —escuché cómo se giraba hacia un lado—, Gabriel, fue una muy mala idea. Y ahora tú, Shem, tienes que venirnos con tus lecciones de creencias siendo tú Don no creo en nadie que no sea el dueño de la revista Playboy —se volvió en mi dirección—. Lo que menos necesita Cleira en este momento es un ambiente cargado de energía negativa, cosa que, cómo no, vosotros os encargáis de crear espléndidamente.

Ya me diréis qué tal :D

2 comentarios:

Mrs Brightside dijo...

Me gustó el fragmento :O Me tengo que poner a leer tus historias (maldita escuela >.<)

Esperando más de esta historia, que de momento no suena naaaaaaaaada mal :)

Besotes ^^

Eve dijo...

@Mrs Brightside
jaja... gracias :D
y sí, la escuela es una lata, yo regreso dentro de muy poco y ya me estreso T^T